Cuando Andy Carver se despertó el lunes por la mañana, se encontró a 2 zorros echándose una siesta en su tejado.

“Mi mujer acababa de levantar las persianas y fueron lo primero que vi. No sabía cómo habían llegado ahí,” dijo a los reporteros. Tras observar la escena, lo supo claramente. La semana pasada había nevado mucho en su pueblo en Colorado, casi 120 cms de nieve, y los zorros la utilizaron para subir ahí arriba, como si fuera una escalera. Las imágenes son tan cómicas como adorables, y se ve a los zorros acurrucados con sus colas peludas para darse calor. Caminar por la nieve cansa mucho, por supuesto.

Los zorros rojos son comunes en Colorado, y aunque tienen la inmerecida reputación de ser peligrosos, la mayoría no harían daño a nadie salvo que les molestaran. Se sienten cómodos cerca de hábitats humanos y, al igual que estos dos invitados inesperados, no les importa subirse a un tejado si con ello encuentran la oportunidad de conseguir algo de calor. Esperamos que ambos consiguieran volver sanos y salvos al bosque.

(via: Fox31)

“Mi mujer acababa de levantar las persianas y fueron lo primero que vi. No sabía cómo habían llegado ahí”

Tras observar la escena, lo supo claramente

Los zorros utilizaron la nieve para subir ahí arriba, como si fuera una escalera, y luego se echaron una siesta