No es ningún secreto que las vidas en Estados Unidos y Europa parecen mundos aparte. Desde entender el tiempo y el espacio de forma completamente diferente a otras muchas otras cosas que no comprenden los europeos al visitar los Estados Unidos de América, éstas son sólo la punta del iceberg de las diferencias fundamentales entre ellos.

Pero a veces Dios está en los detalles, y no hace falta mucho para ver la marcada diferencia. Por eso, cuando la TikToker Sara Ras filmó su casa europea para mostrar qué cosas no tienen sentido en Estados Unidos pero sí allí, se hizo inmediatamente viral.

Con 1,9 millones de visitas y 470,4 mil likes, el vídeo cómico muestra todas las pequeñas cosas que los europeos dan por sentadas. Como los paños de cocina reutilizables y el hervidor para el agua: todo parece más inteligente y eficaz. Veamos el clip completo de Sara a continuación y dinos qué te parece en la sección de comentarios.

La TikToker Sara Ras ha filmado su casa europea para mostrar qué cosas no tendrían mucho sentido en los hogares estadounidenses

@saarbabyyCan’t believe Americans use paper towels for EVERYTHING ? ##fyp ##foryou ##xyzbca♬ 아무노래(Any song) – kozico0914

El clip se ha convertido en viral, acumulando 1,9 millones de visitas en la plataforma de redes sociales

Fuente: saarbabyy

Bored Panda se puso en contacto con Sara Ras, una influencer de 23 años de Hillegom (Países Bajos). Las redes sociales son su trabajo a tiempo completo desde hace diez años.

Cuando le preguntamos por su TikTok viral, Sara nos dijo que la idea surgió después de darse cuenta de que “en los 15 apartamentos de Nueva York en los que he vivido, no había paños de cocina para limpiar”.

Y para hacer su TikTok aún más humorístico, a Sara se le ocurrieron más diferencias que casi todos los ciudadanos europeos tienen en sus casas de serie. “Y las teteras eran una de esas cosas. Me quedé bastante sorprendida cuando mi amiga me pidió un té y puso una taza de agua fría en el microondas. Estoy tan acostumbrada a las teteras eléctricas o incluso a una tetera en la cocina, que TUVE que incluirlo”.

Fuente: saarbabyy

Fuente: saarbabyy

Fuente: saarbabyy

Cuando vivía en Manhattan, Sara solía llevar siempre sus propias bolsas de la compra para las verduras. “Sin embargo, me sorprendió la cantidad de alimentos que ya venían empaquetados en plástico. En casa, también lo hacemos, pero no para cada artículo”, recuerda.

Hablando de los envases de plástico, Sara también mencionó que la mayoría de los europeos que compran alimentos se los llevan a casa en bolsas de papel marrón.

“En la UE aprobamos una ley que prohíbe a las tiendas repartir bolsas de plástico gratis. Eso redujo la cantidad de bolsas de plástico en un 80%. Creo que sería estupendo que en EE.UU. también se debatiera una ley así”.

Fuente: saarbabyy

Fuente: saarbabyy

Fuente: saarbabyy

A pesar de la actual globalización, los estadounidenses y los europeos siguen teniendo gustos muy distintos en lo que respecta a casi todo, ya sean hamburguesas o filetes, todoterrenos o coches eléctricos. Pero como hemos visto en este clip de TikTok, a veces basta con echar un vistazo a la casa para ver esa marcada diferencia.

La aplicación Porch ha realizado recientemente una encuesta entre 600 personas de EE.UU. y Europa para captar las diferencias en las preferencias de los clientes sobre sus hogares. Probablemente no sea muy sorprendente que la encuesta refleje algunas de las principales diferencias.

Fuente: saarbabyy

Fuente: saarbabyy

Fuente: saarbabyy

Casi una cuarta parte de los participantes en la encuesta europea prefiere instalarse en un lugar rodeado de naturaleza, frente a sólo el 9,9% de los encuestados estadounidenses. Mientras tanto, las comunidades cerradas y los callejones sin salida, conocidos como cosas estereotípicamente americanas, fueron preferidos por el 23% de los estadounidenses. Sólo el 5,5% y el 3% de los encuestados europeos dijeron lo mismo.

Fuente: saarbabyy

Fuente: saarbabyy

Fuente: saarbabyy

A los estadounidenses también parecen gustarles las cosas más espaciosas, como superficies más grandes, más dormitorios, con una media de 4 en EE.UU. y 3 en Europa, y más baños (tres y dos respectivamente). Los europeos también dijeron que estaban contentos con una moderada superficie de 0,3 hectareas, mientras que a los estadounidenses les gustan parcelas mucho más grandes, de 4,3 hectareas de media.

Fuente: saarbabyy

Cuando se trata del interior de la casa, las diferencias entre los hogares europeos y estadounidenses siguen siendo importantes. “Aproximadamente el 30 por ciento de los estadounidenses querían azulejos en la cocina, y casi el 16 por ciento prefería la madera, frente a 1 de cada 5 europeos que optaba por suelos de mármol o piedra”.

Resulta que a los europeos les gustaban mucho más los suelos de madera, bambú, laminado e incluso mármol. Y en cuanto a otras preferencias, “los estadounidenses estaban más interesados en tener aire acondicionado centralizado y un lavadero, mientras que los europeos se inclinaban por los paneles solares, las piscinas y las bibliotecas”, según la encuesta.

Aunque el vídeo se hizo muy viral, consiguiendo más de 2 millones de likes, hubo quien pensó que el vídeo estaba lejos de la realidad:

Sin embargo, a la mayoría de las personas les gustó el vídeo y dijeron que les hizo reír:

¿Qué piensas tú? ¿Fueron ciertas algunas de las cosas, cuáles no? Comparte tu opinión a continuación