La historia de David Charles Hahn (1976-2016) no es una cualquiera. Este chico, desde temprana edad, se sintió fascinado por la ciencia y la química, realizando numerosos experimentos por diversión. Sin embargo, nadie esperaba que un día construiría un reactor nuclear totalmente funcional en su propio patio trasero.

En 1994, en un cobertizo junto a la casa de su madre, un David Hahn de 17 años construyó un reactor nuclear usando pilas, relojes viejos, linternas, uranio de Checoslovaquia y cinta adhesiva. La historia llamó la atención de la prensa y llamaron a David el “boy scout radiactivo”. Aquí debajo puedes leer al completo la increíble historia de David Hahn, compartida por un usuario de internet.

Más información en: Ajaxmajor

David Hahn  era un boy scout de una ciudad pequeña que siempre se sintió fascinado por la ciencia y la química

Image credits: Weird History

Su pasión creció aún más cuando su abuelo le regaló el “Libro dorado de experimentos químicos”

Image credits: Amazon

David convirtió el sótano de su madre en un laboratorio donde realizaba sus experimentos químicos

Image credits: Weird History

Durante un incidente, su casa se incendió, y la madre de David le hizo mover el laboratorio a un cobertizo en el patio trasero

Image credits: Sam Beebe

Como boy scout, David ganó una insignia al mérito de la energía atómica, lo que le dio la idea de construir su propio reactor nuclear

Se puso en contacto con la Comisión de regulación nuclear y comenzó a escribirse con ellos, simulando ser un profesor de física

Image credits: Drew Olanoff

Cuando terminó el proyecto, los niveles de radiación en la zona habían aumentado tanto que David decidió desmantelar el reactor

Image credits: Andrew Back

Mientras lo desmantelaba, fue detenido por la policía. Las autoridades limpiaron la zona de materiales nucleares

Image credits: Weird History

David nunca quiso hacerse pruebas para determinar los posibles daños de sus experimentos, temeroso de lo que encontraran

Por desgracia, David falleció en 2016 con tan solo 39 años, por intoxicación etílica