Como humanos tenemos un superpoder conocido como intuición. En la mayoría de los casos cotidianos, se siente como un mal presentimiento, algo que te advierte desesperadamente de que debes ser precavido. Consulta algunos de los casos más interesantes de personas que sintieron que algo no estaba bien en el anterior post de Bored Panda aquí.

Sin embargo, a veces la vida nos lleva a las situaciones más extrañas, incómodas y sencillamente peligrosas en las que el instinto visceral no es necesario. Es evidente. Así que cuando alguien preguntó a la gente en Reddit "¿Cuál es tu historia de 'Oh, diablos, tengo que salir de aquí ahora mismo'?", empezaron a llegar un montón de historias escalofriantes.

Desde un intento de secuestro hasta un accidente en el que se acaban enseñando las vergüenzas a toda la bolera, estas son algunas de las historias más espeluznantes que parecen escenas de una película. Por suerte, las lecciones se aprendieron y el final feliz llegó. Siga leyendo algunas de las respuestas más interesantes a continuación.

#1

15 Encuentros peligrosos e inesperados que vivieron estas personas y de los que consiguieron salir a tiempo Era temprano por la mañana cuando vi a una niña pequeña con una mochila huyendo de dos grandes perros callejeros. No lo pensé y corrí hacia ellos intentando patearlos. Me persiguieron y me mordieron, estaban fuera de control. La niña siguió corriendo y yo intenté escapar pero no pude, me seguían atacando. Entonces se paró un taxi y salió el conductor con un palo para intentar asustarlos y darme tiempo de correr. No lo pensé y me metí en el coche, el conductor dio un par de vueltas al coche con los perros siguiéndole y consiguió meterse también. Nos fuimos corriendo al hospital, donde me pusieron puntos en piernas, brazos y manos. Ese hombre es mi héroe, y aún hoy voy a su parada de taxi a llevarle sandwiches o algo.

NerdBene Reportar

#2

15 Encuentros peligrosos e inesperados que vivieron estas personas y de los que consiguieron salir a tiempo Un día volvía a casa desde la parada del autobús, detrás de un Home Depot. De repente, me sigue una furgoneta, oigo que se abre su puerta, y al mirar, veo a un hombre con medio cuerpo fuera mirándome. Salí corriendo todo lo que pude y la furgoneta iba más rápido tras de mi. Por casualidad, un coche salía de mi complejo de apartamentos, me vio corriendo por mi vida y paró. La furgoneta se largó inmediatamente. El conductor me pregunta si estoy bien, y yo le pido que se quede ahí y vigile hasta que entre a mi casa, que era el edificio siguiente. Y lo hizo. Al día siguiente comencé a llevar espray de pimienta y un cuchillo.

deeznutz066 Reportar

#3

15 Encuentros peligrosos e inesperados que vivieron estas personas y de los que consiguieron salir a tiempo A principios de los 80 estaba en el instituto, e iba a ver a muchas bandas de heavy metal. Tenía un amigo que siempre nos conseguía colar en el backstage después del concierto. Así que tocaron Anvil y fuimos al backstage. De repente el cantante dijo: "Vale, todas las chicas: quitáos la ropa o largáos". Yo me fui. El resto de chicas se quedaron.

dear_little_water Reportar

Anteriormente, hablamos con Helen Marlo, profesora de psicología clínica y psicoanalista junguiana, que compartió algunas ideas muy interesantes sobre lo que ocurre en nuestra mente cuando tenemos ese mal presentimiento. Según Helen, la intuición percibe posibilidades en la situación presente y se percibe principalmente a través del inconsciente y no de la realidad concreta. "Se presenta como una aprehensión instintiva; un conocimiento, con plenitud; y sin conciencia de cómo ha aparecido este contenido psíquico", explicó.

#4

Un amigo me invitó a un club de rock para el cumpleaños de su amigo. Yo no bebo, pero ellos no paraban de pedir botellas. Les llegó la factura cuando ya me iba, eran 2300$. Me alegro de no haber bebido. Les dije adiós y me fui corriendo.

differentiatedpans Reportar

#5

15 Encuentros peligrosos e inesperados que vivieron estas personas y de los que consiguieron salir a tiempo Un amigo y yo quedamos a comer en un Waffle House. Entró un tipo en el restaurante buscando un trozo de papel que se dejó en una mesa por accidente. La camarera no sabía nada y dijo que quizá lo había tirado. El hombre se enfadó y dijo que iba a su casa a por la pistola que tenía bajo el colchón. Mi amigo y yo pagamos enseguida y nos largamos del restaurante.

pinkflower200 Reportar

#6

Esta historia es graciosa. Mi familia se mudaba a otra zona de EEUU y nuestro coche se estropeó. Salía humo del capó. Yo tenía 5 años y me volví loco, porque en la tele, los coches que echan humo siempre explotan, y no quería que me pillara, así que me fui corriendo colina arriba.

El coche no explotó. Mis padres consiguieron convencerme para que bajara, y aunque se rieron de mi, cuando fui más mayor me dijeron que les impresionó mi lógica e instinto de supervivencia.

deliriousgoomba Reportar

Helen sostiene que la intuición varía entre los seres humanos en cuanto a la medida en que influye en nuestra conciencia de los "sentimientos viscerales". En realidad, depende de cada persona cómo entiende, interpreta y reacciona ante su intuición. "Esto significa que la intuición puede ser muy poderosa o muy débil, dependiendo de la persona", añade la psicóloga clínica. Significa que mientras algunos actuarán en consecuencia según la mala sensación visceral, como abandonar la situación en cuanto sientan la amenaza, otros pueden ser mucho más pasivos al respecto.

#7

15 Encuentros peligrosos e inesperados que vivieron estas personas y de los que consiguieron salir a tiempo Se me rajaron los pantalones mientras jugaba a los bolos. Por casualidad, ese día iba sin calzoncillos. Se me vio todo. Tiré la bola un par de veces antes de darme cuenta. Era una segunda cita.

thisguyhaschickens Reportar

#8

15 Encuentros peligrosos e inesperados que vivieron estas personas y de los que consiguieron salir a tiempo Trabajaba en una agencia que ayuda a discapacitados con tareas del hogar y demás. Había un hombre cuyo seguro prohibía ayudarle con cuidados personales (como ayudarle a ducharse). Cuando fui a su casa, me pidió que le ayudara a bañarse y le dije que no. Se enfadó mucho, me acusó de todo tipo de cosas y comenzó a ir por las habitaciones como si buscara algo. En una de esas me fui de su casa hasta un lugar seguro. Denuncié el incidente a mis jefes, y más tarde descubrí que el hombre era un criminal sexual que antes había violado a otra mujer. No sé qué planeaba ese día, quizá nada, pero me alegro de haberme ido.

moneV_tevleV Reportar

#9

15 Encuentros peligrosos e inesperados que vivieron estas personas y de los que consiguieron salir a tiempo Estaba durmiendo en casa de una amiga, fui a la cocina a por agua y su padre me abrazó por detrás. Yo tenía 14 años y nunca volví a su casa.

v3nusm0nt Reportar

See Also on Bored Panda

La pregunta es: ¿hasta qué punto necesitamos realmente confiar en nuestra intuición? Pues bien, Helen sostiene que hay que tener cuidado de no profundizar demasiado en los sentimientos, ya que la intuición puede mezclarse con las formas de afrontar nuestra ansiedad. Ella lo explica: "Nuestras defensas psicológicas, así como nuestros problemas o traumas, también conocidos como complejos. Eso puede hacer que sea fácil confundir una cuestión psicológica, tal vez, un deseo, un miedo o un trauma, con la intuición o, a la inversa, que pasemos por alto una intuición debido a esa misma herida psicológica". En ese sentido, probablemente no deberíamos confiar ciegamente en nuestra intuición.

#10

15 Encuentros peligrosos e inesperados que vivieron estas personas y de los que consiguieron salir a tiempo Tuve una fase en que quería ser experto en supervivencia y estaba de acampada solo, lejos de cualquier carretera o edificio. Me construí un refugio y planeaba volver andando por donde había venido.

A 1 km de donde acampé, encontré un coyote muerto, decapitado, destripado, con los ojos sacados y extendido sobre una roca grande y plana. Era una roca en la que dejé una marca el día anterior para no perderme, y eso no estaba ahí entonces.

Me fui de allí tan rápido como pude, cuchillo en mano, volví a mi casa que estaba como a 10 millas de distancia. No tengo ni idea de qué lo hizo, pero no quiero volver solo al bosque.

irrelevant_usernam3 Reportar

#11

15 Encuentros peligrosos e inesperados que vivieron estas personas y de los que consiguieron salir a tiempo Hubo un terrible incendio de diesel en el trabajo. Vi la bola de fuego viniendo hacia mí y salté a un pozo. La bola de fuego explotó sobre mi, y conseguí esquivarla pero me hizo quemaduras de tercer grado. Aún así sobreviví.

[deleted] Reportar

#12

15 Encuentros peligrosos e inesperados que vivieron estas personas y de los que consiguieron salir a tiempo Cuando tenía unos 13 años, estaba de acampada de verano en el Medio Oeste de EEUU. Una noche empezamos a ver nubes mammatus y el cielo s volvió verde, pero no había lluvia o granizo. Pero conocíamos las señales, así que encontramos un refugio semisólido antes de que llegara la tormenta.

Cuando salimos de allí, descubrimos que había habido 3 enormes tornados en la zona, que habían llegado tan cerca como a medio km de nuestra zona de acampada original.

[deleted] Reportar

Por otro lado, cuando la situación es obviamente amenazante, peligrosa, se siente incómoda o mal, nunca debe cuestionar su intuición. Siempre hay que mirar primero por la propia seguridad, y no hay lugar para las contemplaciones.

#13

15 Encuentros peligrosos e inesperados que vivieron estas personas y de los que consiguieron salir a tiempo Un cerdo de más de 200 kilos se escapó del mercado agrícola y venía directo hacia mi. No he corrido más rápido en mi vida.

APuffyCloudSky Reportar

#14

Estábamos excavando para hacer sitio a unos peldaños a una zona más baja del patio, que tenía una tubería de gas que llevaba a un pozo para hacer fuego. Estaba con mi jefe y mi supervisor, pero oí el ruido de despresurización de una línea de gas y salí corriendo. Resulta que en ese momento solo tenía aire y no gas, solo había que arreglarlo y no evacuar. Mi jefe se enfadó, pero yo reaccionaría igual si volviera a pasar.

littlejugs Reportar

#15

Estaba en la estación de autobuses de Mineápolis a las 2 de la mañana esperando. Un guardia de seguridad me dijo que me quedara dentro de la zona de las cámaras de vigilancia.
Me senté y esperé. No había nadie salvo unos yonkis en el otro extremo de la estación. De repende entró un tipo, y se quedó mirándome. Llevaba una sudadera negra, una máscara de esqueleto y no decía nada, solo estaba ahí plantado mirándome.
Cuando al fin se alejó, me fui pitando de allí, corriendo calle abajo por fortuna encontré una tienda abierta las 24 horas.

chris3i Reportar